Nulla consequat massa quis enim. Donec pede justo, fringilla vel aliquet nec eget arcu. In enim justo, rhoncus vitae.

Info:
Elizabeth Pérez

Entrevistamos a… Elizabeth Pérez (Food Project Barcelona)

Seguro que la persona que nos ha concedido esta entrevista os suena de algo. Se trata de Elizabeth Pérez (Eli), y la habréis visto en numerosas publicaciones en las Redes Sociales de Scope. Home economist, cocinera, artista. Muchas son las facetas que la definen y que han hecho de ella una gran profesional en el ámbito culinario y artístico. A la cabeza de Food Project Barcelona y Art and Sugar,  Elizabeth nos cede un hueco en su apretada agenda para sumergirnos en sus inicios, en su experiencia detrás de los fogones y en todo aquello que, a lo largo de los años, la ha construido hasta ser quien es a día de hoy. Pero, mejor que nos lo cuente ella, ¿no?

Elizabeth Pérez es home economist y se desenvuelve a la perfección en el terreno del arte y la cocina

Elizabeth Pérez

Una de las cartas de presentación de Elizabeth Pérez

S (Scope): Hola Elizabeth, en primer lugar, me gustaría que nos hablaras un poco de todas tus facetas profesionales: Cocina, decoración…

E (Elizabeth): ¡Hola! Bueno, a nivel profesional, la cocina, como veis, es lo que suelo utilizar como herramienta de conexión entre muchas cosas… Doy clases de cocina, trabajo en eventos de catering, trabajo como chef para Nestlé diseñando recetas (desde la gama de bebé hasta alta nutrición)… Con Carrefour, como habéis visto en Scope, he desarrollado recetas con cocina de mercado (lo que te encuentras en la nevera).

En cuanto a la decoración, no es simplemente decoración… Yo estudié arte, y es una cosa que me apasiona. Me echaron de la escuela de arte porque ya no tenían más que enseñarme (se ríe). Me invitaron a marcharme, pero me quedé un año más yendo a clase y pintando hasta que finalmente me dijeron: «¡Vete ya, porque te estamos robando el dinero!» Y bueno, luego seguí con otros proyectos, también artísticos. Tengo el ojo muy entrenado a nivel de disposición de espacios, de colores… Porque hay una técnica detrás que me apoya con todo esto, claro, además de que me encanta hacerlo.

S: ¿Qué te llevó por este mundo? Cuéntanos tus primeros pasos.

E: Empecé a cocinar con 7 años. Fue mi primer paso en la cocina, y no fue algo puntual. Yo estaba en la cocina cada día porque me encantaba, siempre me ha gustado cocinar. Y he tenido la suerte de contar con una abuela muy ‘malcriadora’, que es gallega. Y las abuelas gallegas, no sé si lo sabéis, te dan de comer por si tienes hambre y por si luego se te queda el gusanillo. Tenerme en la cocina, para ella era divertido, por lo que me dejaba hacer de todo. Mi madre nunca ha escatimado, tampoco; siempre me ha dejado cocinar con lo que quisiera, aunque a media semana siempre se enfadaba porque me fundía la mitad del aprovisionamiento para el resto de días.

«Empecé a cocinar con 7 años. Fue mi primer paso en la cocina, y no fue algo puntual.» – Elizabeth Pérez

Entonces me fui a Inglaterra. Allí estudié varias cosas, entre ellas principalmente pastelería y decoración. Me pagué mis estudios trabajando en cocina porque lo hacía de una manera muy natural y nunca me supuso nada. Hasta que con 18 años ya estaba de chef en un restaurante, allí en Inglaterra, sin darme apenas cuenta, ¡donde entré como lavaplatos, porque yo no hablaba inglés en aquel entonces! Pero al cabo de 3 meses yo ya estaba suelta, y empecé a cocinar platos de allí, con un toque de aquí y, la verdad, estaban muy contentos conmigo.  j

Yo me fui a Inglaterra a estudiar comercio, que no tenía nada que ver. Y bueno, el tema de la cocina fue muy divertido para rellenar los huecos que tenía, que no eran muchos. Pero me pareció súper interesante, porque además, la maestra que llevaba la escuela de cocina había sido campeona en su categoría.

S: En Scope te hemos podido ver cocinando y atrezzando para conseguir la mejor imagen. ¿Crees que la cocina es una forma de arte en sí misma, o que logras llegar al arte gracias a la cocina y la decoración en su conjunto?

E: Creo que la cocina es básica, es decir: no es arte, es cocina. La transformamos en arte cuando tenemos tiempo y espacio. Mi madre, para que te hagas una idea, cocina muy bien, pero es de las que te echa el arroz ahí, con el cucharón: «¡Chof!» Yo estoy segura de que la comida de mi madre es muy buena, pero no se lo curra nada. Y claro, la presentación es vital en un plato. Esa era mi lucha con mi madre: «¡Mamá, cúrratelo un poco!», y mi madre: «No, no, así ya está bueno y no tengo tiempo para tonterías». Debido a ello, para mí es vital que el cerebro esté dispuesto a comerse ese plato nada más verlo.

Y luego, el hecho de atrezzar para mí no consiste únicamente en elaborar una escena, sino en generar un momento, un recuerdo, algo que te ayude a conectar con esa imagen. Por eso, no es solo atrezzo, es una situación.

S: ¿Crees que la pasión por el detalle debe ser fundamental en una home economist? ¿Qué otros aspectos consideras importantes de este trabajo?

E: Cuando formamos una imagen hay una geometría básica que se ha de respetar, entonces esa imagen funciona. Cada imagen que creas ha de tener un equilibrio. Como te comentaba, lo que considero más importante en una imagen es que nos genere un momento del que quieras formar parte.

Cada imagen es un momento, un recuerdo, una situación en la que quieres estar

S: ¿Cómo es tu relación con los compañeros fotógrafos? ¿Soléis tener división de criterios estéticos?

E: No solemos tener división de criterios, todos saben lo que hacen, son muy buenos. Intentamos generar momentos, y cuando les planteas una situación, muy pocas veces he tenido que decir nada porque ellos ya han entendido la foto. Muchas veces digo: «Oye, mi trabajo está hecho, tú sigue con lo tuyo», hasta que ellos se quedan satisfechos con lo que están haciendo. Y nos llevamos bastante bien en este aspecto. Ellos respetan mi espacio y yo el suyo. Y cuando trabajas con gente que hace buenas fotos, a veces te dicen: «Ey, ¿y si ponemos esto aquí?» Pues lo probamos y todo estupendo, no hay ningún problema.

Además, tenemos al equipo de producción, que son esa mano que va por detrás haciendo que todo funcione. Detrás de cada foto hay un equipo de gente “muy grande”.
Elizabeth Pérez

Elizabeth Pérez, en Scope

S: ¿Alguna anécdota divertida que nos quieras contar?

E: No sé, en concreto todo el día es un fluir de buen rollo, porque si no, te bloqueas. Tengo una carpeta en el móvil con mis vídeos que se llama “Antibajón”, entonces cuando me bloqueo por cualquier situación me la pongo, me río un poco y vuelvo a trabajar. Eso me ayuda a estar con la mente más centrada.

S: Me gustaría preguntarte por tus habilidades culinarias, ¿cuáles son tus métodos para innovar? ¿Dónde te inspiras? ¿Tienes alguna referencia?

E: Mis referencias están casi todas en la alta cocina. Sigo muy de cerca a varios cocineros, principalmente españoles, algunos franceses. Me inspiro mucho en alguno sudafricano, que son muy buenos. Sigo bastante su trabajo en referencia a cómo tratar la materia prima. Intento respetar y trabajar el sabor básico de un producto, que sepa a ese producto, y que vaya acompañado de algo. A veces modificamos tanto los sabores que ya no sabes qué estás comiendo, por ejemplo, al final no sabes si un filete es de ternera o de cordero. Intento que podamos identificar los ingredientes en la mesa.

«Intento que podamos identificar los ingredientes en la mesa.» – Elizabeth Pérez

Respecto a mis métodos para innovar, me gusta mucho trabajar el producto de temporada y la cocina de mercado. Lo que suelo hacer es trabajar con una compra básica a nivel nutricional (miro que haya proteínas, carbohidratos, lípidos…). Cuando más innovo es en mi casa. Intento comprar una vez a la semana, y en base a eso genero los platos, y si algo me falta, digo: «Con esto que tengo qué puedo hacer, cómo puedo trabajarlo para que quede rico…» O a veces un producto que compras para el acompañamiento pasa a ser el ingrediente principal. En base a la necesidad desarrollas la innovación, esa necesidad de agudizar el ingenio. ¿Qué hago con lo que tengo?

S: Supongo que las RR.SS son algo importante en tu línea de trabajo, ¿en qué redes te mueves y por qué?

E: Las Redes Sociales son vitales para el trabajo que hacemos. Sin embargo, por los contratos de confidencialidad no puedo compartir muchas cosas. A veces parece que solo trabajo para Scope (se ríe). Pero es que no puedo publicar la mayoría de mis trabajos porque son de i+D. Sí que a veces publico cosas que hago en la pastelería, porque es creativo y chulo. Pero si ves 50 pasteles publicados, hay otros 150 que no he mostrado, porque no tengo tiempo. Instagram y Facebook son muy importantes… Y la web (www.artandsugar.com). De hecho, esta última es una cosa que tengo muy colgada y que tengo que actualizar.

Elizabeth Pérez

Las Redes Sociales son una herramienta fundamental de trabajo para Elizabeth.

S: Por ejemplo, Instagram se ha vuelto bastante competitivo en el ámbito de la cocina, pues todo el mundo quiere compartir sus creaciones y ‘postearlas’. ¿Esto te afecta de alguna manera? ¿Cómo logras destacar entre el resto?

E: En Instagram no ‘posteo’ recetas, porque mi deseo es, simplemente, que lo que yo publique esté muy bien defendido. Lamentablemente, lo que suelo ver en las redes es de muy baja calidad. Entonces, competir en Instagram no solo consiste en hacer buenas recetas, sino también en hacer un buen posicionamiento y que te muevan las Redes Sociales bien. Me gustaría hacerlo de otra manera, y que la gente realmente aprenda a cocinar. Por tanto, de mis creaciones y mis publicaciones se encarga Carrefour, Scope y Nestlé, de momento. Poco puedo publicar yo, porque cedo los derechos, con lo cual si publico, los pierdo.

Para Elizabeth, es complicado publicar en las Redes Sociales por cuestiones de derechos

S: ¿Quieres comentar algún proyecto paralelo o futuro en el que te halles envuelta?

E: Tengo cosas en la cabeza y en la sartén, pero como decía antes, hay cosas que no puedo comentar por temas de derechos, y hay otras que no quiero sacar a la luz porque me da miedo que si las cuento no salgan bien. Así que si llegan proyectos en un futuro y salen, seréis los primeros en saberlo. Pero hay cosas que me guardo en la manga, porque como todo lo que hago es creatividad, siempre me veo con la presión de pensar: «¿Y si no sale bien? ¿Y si me lo roban?» Pero sí, vienen cosas en un futuro próximo, que a veces se hacen esperar y otras veces suceden de manera sorprendentemente rápida.

Cuando mi lista de preguntas toca a su fin, me doy cuenta de que apenas he arañado la superficie. Elizabeth Pérez me ha demostrado la importancia sutil del detalle, de conocer bien tu trabajo y de que es posible mezclar pasiones y hacer de ello un oficio de cara a los demás. Esperamos desde Scope que tenga un futuro brillante, pues su presente ya luce por sí solo. Estaré atento, también, a sus próximas visitas, que podréis ver en nuestras redes sociales. En esos momentos, es cuando realmente contemplo cómo se hace la magia de la cocina, el arte y la fotografía.

Publica un comentario